• Sheila Rojas

Los 10 mandamientos de las parejas saludables


En el consultorio y en las redes sociales me ha sido tan común encontrarme con personas que tienen relaciones tóxicas, muy conflictivas, o bien, de plano hasta violentas y destructivas. Esto nos habla de la frecuencia con la que hoy en día nos envolvemos en relaciones patológicas y lo tan normal que vemos ciertas conductas que nos llevan a desarrollar desajustes emocionales y problemas con nuestra salud mental.


La vida en pareja no es la cosa rosa que pintan en las películas tipo "Bajo la misma estrella" y últimamente se ha vuelto tan difícil conservar una relación sin que se vuelva una "Pesadilla en la calle del infierno". El amor no es como lo pintan porque después del "felices para siempre" nadie sabe lo que ocurre en los cuentos de hadas: nunca te dicen la parte real de estar con alguien y todo lo que implica, cómo es resolver conflictos, qué pasa cuando nos encontramos con hábitos que no nos gustan del otro, etc. Por eso, a continuación encontrarás algunos “mandamientos” que dictan lo que “NO” debes hacer y que me han sido útiles para mantener una relación feliz y lo más sana posible durante casi 4 años, muy diferente a las anteriores que he tenido que estaban llenas de codependencia, toxicidad o falta de compromiso.


1. NO celarás. La confianza ciega es lo más importante para la estabilidad de la pareja. No hay otra opción más que confiar porque el control se vuelve tóxico, aleja a la pareja, merma los sentimientos positivos y, además, es imposible tenerlo al 100% sobre otra persona todo el tiempo.


2. NO revisarás sus cuentas en redes sociales ni su celular. La mente es nuestro peor enemigo y siempre quiere encontrar motivos para corroborar que tiene la razón, aunque no sea cierto y esto te haga sufrir. Además, tienes que aceptar que un simple “Me encanta” por sí solo o un cumplido en los comentarios no significa que tu pareja sostenga una relación con esa persona. ¡No peques de paranoica!


3. NO prohibirás. No intentes prohibirle a tu pareja las amistades que tiene, salir a algún lugar o vestirse como guste por tus celos irracionales porque eso va a desgastar tu relación y te vas a convertir en la mala del cuento. Cada quien es libre y puede hacer lo que desee independientemente de su estado civil.


4. NO chantajearás a tu pareja. Decir cómo nos sentimos sin que se convierta en un chantaje es todo un arte que pocos dominan. No puedes condicionar a tu pareja a que haga algo que tal vez no quiere con la amenaza de que te vas a enojar, le vas a dejar de hablar, van a terminar, etc.


5. NO pedirás favores a cambio de tu tranquilidad. Eso de pedirle de la forma más atenta (y hasta con cariño) que borre de sus redes sociales a sus “amiguitas” porque no te gustan es más tóxico que el nuevo virus chino y va de la mano con el “mandamiento” anterior.


6. NO idealizarás a tu pareja. Querer colgarle milagritos a tu pareja y que se convierta en quien tú quieras que sea no está chido, porque estarás poniendo tus propias expectativas sobre alguien que no tiene obligación de cumplírtelas. Recuerda que te enamoraste de esa persona por lo que es y eso fue lo que te atrajo, considerando que no es perfecta y no puedes aspirar a que sea el príncipe azúl de la Cenicienta. OJO: Si sus defectos te dañan física o emocionalmente, entonces sí debes salir huyendo de esa relación. Para evaluar lo anterior, hazte las siguientes preguntas: ¿el daño es real o sólo me molesta que no sea como yo quiero?, ¿qué puede ocurrir a mediano o largo plazo si lo dejo pasar?, ¿puedo vivir con eso?


7. NO compararás a tu pareja con tu ex. ¿Recuerdas por qué fue que terminaste con tu ex? ¡Exacto! ¿Lo tienes?, ¿para qué quieres entonces a otra persona igual? La idea es que puedas mejorar el modelo al hacer tus elecciones, no de quedarte con los mismos patrones para toda la vida, porque así como tu ex tenía cosas buenas que eran agradables, también tiene otras no tan buenas y, lo más importante, tu pareja actual solamente es otra persona y NADIE puede ser exactamente igual a otra. ¡Ya sé, ya sé! Te duele haber terminado, pero si sigues anclada al pasado y no lo dejas ahí donde está, no podrás tener una relación exitosa. ¡El pasado a donde pertenece!


8. NO maltratarás de ninguna forma posible. Los insultos o peor, los golpes, por más inocentes o mínimos que parezcan, no se permiten ni de broma. No justifiques con el “humor” algo que puede dañar a tu pareja y que puede crecer, ni tampoco permitas que te lo hagan y no dejes que crezcan estos “micromaltratos” porque te vas a meter en un ciclo del que luego es muy difícil poder salir porque sólo te puedo pronosticar que va a crecer y no va a acabar bien.


9. NO callarás. Callar las cosas que no nos gustan o nos hirieron para no provocar un “problema” causa más problemas que hablarlo, porque a la larga se genera tensión y esa tensión en algún momento tiende a explotar. Cuando ya no puedas más va a salir y de una forma en que no quieres ese enojo que te traes guardado, además, recuerda que tu pareja no es adivino y puede no enterarse de cosas que te molestan si no se lo dejas claras. Mejor dilo en el momento sin llegar a generar tensión o pensamientos negativos, deja de hacerte historias o teorías y mejor acláralo.


10. No harás lo que no te gustaría que te hicieran. Es la regla de oro en una pareja para no tener que prohibir nada a nadie, pues la consciencia de que estás en una relación es lo más importante para autogestionarte y no romper esos pactos no dichos que hay en las relaciones de pareja, como aquellos que tienen que ver con la fidelidad. Por eso, antes de hacer algo pregúntate, ¿cómo te sentirías si te lo hicieran a ti?, ¿estás violando algún acuerdo no dicho en esto de las relaciones de pareja? Si la respuesta es sí, mejor abstente de hacerlo y exige lo mismo de tu pareja, sabiendo que si el otro no lo cumple, no puedes intentar cambiarlo, pero sí puedes decidir continuar con la relación y esperar a que se convierta en algo dañino o terminar por la paz. Tampoco te quedes sentada esperando a ver si tu pareja quiere o no cambiar algo que te daña.



 
gif

Pero, si debo evitar todo lo anterior para tener una relación exitosa, ¿qué debo hacer para no caer en estos comportamientos tóxicos? Bueno, pues sigue leyendo a continuación lo que puedes hacer a cambio:


1. Hablarás de lo que te gusta y lo que no te gusta. Esto aplica para todos los aspectos de las relaciones de pareja. ¡TODOS! ¡Sí! Eso que estás pensando también ;) Incluye hablar de tus emociones, de cómo te sientes con su relación, para bien o para mal, es necesario hablar sobre esto y llegar a acuerdos, pedir disculpas si es necesario y mejorar la dinámica entre ustedes para poder continuar en paz sin que aquello se vuelva tóxico.


2. Dejarás atrás tu pasado y SU pasado. ¡Déjalo en paz…!, que el pasado es pasado y está mejor ahí… para qué revivir muertos. Así que no importa con cuántas haya andado o con quienes, pues las decisiones que tomó en el pasado no te incumben a tí en lo más mínimo, ni afectan a tu relación en el presente. Evita llevarte fantasmas de tu relación anterior a una nueva, como ideas de una posible infidelidad, hábitos nocivos, miedos e inseguridades. Ten presente que es una persona diferente a tu ex pareja y que lo que haya sucedido en aquella no tiene por qué volver a repetirse en tu relación actual. Si aún así sigue sucediendo, revisa entonces qué está pasando contigo que siempre te topas con las mismas personas, los mismos patrones, dinámicas, roles, etc. Quizá lo malo entonces sean tus creencias y elecciones.


3. Permitirás que tenga una vida fuera de su relación. Tu pareja tiene derecho a tener una vida individual, de conocer gente nueva, de salir y divertirse sin tí, de tener cuentas PRIVADAS en redes sociales y eso no significa que te esté traicionando.


4. Procura la armonía en la relación. Si tienes que expresar algo que quizá no sea tan agradable, promueve que sea bajo un ambiente armónico y positivo en el que ambas partes puedan decir cómo se sienten y qué piensan, así que implica hablar y aprender a escuchar, por lo que quizá tendrás que recibir cosas tú también que a lo mejor no te van a gustar mucho, pero esto es necesario para poder trabajar en ello y mejorar por parte de los dos. Evita los gritos, quejas, insultos, reclamos, chantajes y todo lo que sea negativo que contribuya a cerrar el canal de comunicación entre tú y tu pareja, pues esto va a lograr que se distancien y busquen otras opciones al no sentirse escuchados y comprendidos, como la infidelidad e incluso terminar con la relación.


5. Pasa tiempo agradable con tu pareja. Hagan cosas divertidas juntos, cuéntense sus sueños, lloren, viajen, hagan planes, salgan a bailar, quédense en casa a ver Netflix, coman o lo que sea que los haga pasarla bien. Este es uno de los secretos más importantes para mantener una relación en buen estado, ya que ese es el fin de estar con alguien: compartir y ser feliz, no pasarla sufriendo o preocupada, haciendo drama por cualquier cosa. Si no es así, ¿para qué quieres una relación? ¿Para cumplir con lo esperado?


6. Terminarás la relación cuando tengas que hacerlo. Tener hábitos de pareja saludables incluye saber reconocer cuando ya es necesario terminar y respetar el tiempo sin prolongar el momento. Si sientes que algo simplemente no funciona y han buscado solucionarlo de formas diferentes, tal vez la siguiente opción sería terminar. Así mismo, la disfrutarás mientras dure sin pensar en el momento en que tenga que acabar. Es parte natural del ciclo de vida de una pareja. Lo normal es que te cases sólo con una persona (o tal vez más), pero el resto de tus relaciones no perdurará para toda la vida y están destinadas a terminar en algún momento; pero esto no significa que sea malo, sino solamente parte de la vida, así que sé realista con esto y termina la relación cuando sientas que es necesario hacerlo por salud mental.


Estos 6 puntos anteriores resumen los hábitos diarios de una pareja sana; conviértelos en tu biblia de ahora en adelante y te aseguro que no te van a fallar. No olvides visitar a un psicólogo o psicóloga si es necesario para profundizar en estas cosas. ¡Feliz mes del amor!


107 visualizaciones0 comentarios